LOS CAMBIOS DE OBAMA

por nstor

LOS  CAMBIOS  DE  OBAMA

Por Dr. Néstor García Iturbe

28 de Abril del 2011

 

Después de haber estado escuchando a Obama hablar de CAMBIOS  desde antes de ser Presidente  podemos decir que estos han sido mínimos y mucho de ellos cosméticos, no  realmente radicales y encaminados a implantar un nuevo sistema de valores en la nación norteña. Presenciamos ahora un nuevo CAMBIO.

Esta vez se anuncia que Leon Panetta, que actualmente es el Director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ha sido nombrado Secretario de Defensa y el General David Petraeus que ocupaba en Afganistán la Jefatura de las tropas estadounidenses, fue nombrado como Director de la CIA.

 

Los cambios no quedan ahí, pues cada uno de los promovidos tendrá su sustituto, en este caso el general John Allen, actual vicejefe del Comando Central de Estados Unidos será el de el general  Petraeus al frente de las tropas en Afganistán. Para redondear el equipo en el país de los Talibanes se ha remitido a Kabul a Ryan Crocker que ocupará el cargo de Embajador ante dicho país.

Se plantea que la misión de ambos funcionarios es llevar la guerra a feliz término, dos palabras que encierran un amplio significado, pues feliz considero que sería imposible con la cantidad de muertos y torturados que han dejado las tropas estadounidenses, con los muertos que han tenido Estados Unidos y el resto de los países involucrados en las acciones. En cuanto a terminar las acciones, pudiera pasar lo de Bush, repetido por Obama, que declaró la guerra de Irak terminada y las muertes continúan.

La perdida de Gates en el equipo de Obama se considera sensible, pues ha logrado una cierta armonía con el Departamento de Estado y dentro del Pentágono se ha caracterizado por “calmar los ánimos”, aunque el último recorte presupuestal al parecer fue determinante en que cumpliera su palabra de abandonar el cargo, pues tenía sus discrepancias con el mismo y decidió que lo mejor era eso lo afrontara el nuevo Secretario de Defensa.

Panetta, que sustituirá a Gates tiene amplia experiencia en problemas de presupuesto, pues fue el Director de Presupuesto de la Casa Blanca durante la administración Clinton, claro que ahora le toca convencer a los jefes de las distintas armas que el presupuesto es suficiente y que los recortes no deben afectar la Seguridad Nacional de Estados Unidos, un tarea que no resulta muy fácil.

En cuanto a Petraeus, este se ha distinguido por sus relaciones con los congresistas de ambos partidos donde ha logrado el apoyo de los mismos en las guerras de Irak y Afganistán. Tiene fama de saber hacer las cosas y eso puede ayudar a su confirmación en el puesto de Director de la CIA, sin embargo la presencia de un militar al frente de la agencia no es nada nuevo y los oficiales de la misma recuerdan las incomprensiones e imposiciones que han distinguido a otros militares que ocuparon el cargo.

La CIA no se dirige como un ejército, la voz de mando requiere un análisis conjunto y el aporte de los más experimentados para no cometer errores.  Las actividades a desarrollar son complejas y cada una tiene su característica y los oficiales han comentado que preferían alguien de adentro, que supiera lo que está haciendo y no tenga que aprender desde el cargo de Director de la Agencia.

Otro peligro que pudiera surgir,  planteado por expertos de la agencia, es el de querer eliminar la línea entre el espía y el soldado, algo que ya se inició con Panetta. Estos se refieren al fortalecimiento de las operaciones paramilitares de la agencia, la utilización de los aviones teledirigidos (drones) en Pakistán y la creación de bases secretas operativas en lugares remotos de Afganistán.

La tendencia pudiera ser esa, pues Petraeus en el año 2009 utilizó tropas de Operaciones Especiales y contratistas privados para llevar a cabo misiones secretas con el fin de obtener información de inteligencia en Arabia Saudita, Jordania e Irán. Esto tiene una complicación adicional, pues no recibe el mismo tratamiento un prisionero que actúa como soldado al que actúa como espía, ni el soldado puede estar protegido por la Convención de Ginebra.

Algunos dentro de la agencia de espionaje consideran que la estrategia seguida por Obama para combatir el terrorismo ha distorsionado la misión histórica de la CIA como un órgano civil de espionaje y la ha convertido en un brazo de Departamento de Defensa, lo que con Petraeus pudiera incrementarse y es ahí donde está el CAMBIO.

 

 

Para resaltar la necesidad de estos cambios, Obama planteo al hacer el anuncio de los mismos que, “Somos una nación que continúa en guerra” a lo que agregó,  “Estos son los líderes que yo he seleccionado para que nos guíen en los difíciles días que tenemos por delante”.  Es decir, reconoce que la guerra continúa y que les esperan difíciles días en el futuro. Creo que podemos estar de acuerdo con lo que dijo el Premio Nobel de la Paz.

Anuncios