Una relación menos tensa

por nstor

Una relación menos tensa

Por Dr. Néstor García Iturbe

 

 

Muchas personas han  estado promoviendo la idea  de lo beneficioso que sería una relación menos tensa entre Cuba y Estados Unidos.  Se plantea que esto pudiera resultar de beneficio para ambos países y  lo que es más importante, para sus ciudadanos y en especial para aquellos que habiendo nacido en uno de los dos países residen en el otro.

Pudiera decirse que estos últimos serían los más interesados en que mejorara el clima existente , acompañado esto de  tener plena libertad para visitar a sus familiares o enviarles algún tipo de ayuda sin estar sujeto a regulaciones restrictivas.

Lo académicos, científicos, educadores y profesionales en general seguramente mostrarían  interés en desarrollar  intercambio con sus similares del país vecino, primero por lo interesante que pudiera ser la comparación de las situaciones y problemas de cada cual y segundo por el tipo de cooperación que se pudiera establecer entre ambos grupos de personas.

 

Algo similar pudiera establecerse entre miembros  de  otras profesiones, principalmente artistas y deportistas que seguramente estrían muy complacidos del intercambio, la sana competencia, la mutua comunicación de experiencias y nuevas formas que pudieran estarse desarrollando en los campos específicos de cada uno de ellos.

 

La industria y el comercio no estarían ausentes en el desarrollo de esta nueva relación y posiblemente serían de los primeros en sacar provecho a la misma con la seguridad de que amplios beneficios se obtendrían para ambas partes.

 

¿Sobre qué bases se pudiera comenzar a construir lo que hemos llamado una relación menos tensa entre ambos países?  Consideramos que el primer principio sería el respeto mutuo, a la soberanía y a la autodeterminación de cada uno de estos.  Si para tener una relación menos tensa tuviéramos que esperar a que Cuba se convierta en un país capitalista o Estados Unidos comience a construir el socialismo, es decir que las diferencias políticas entre los dos sistemas dejaran de existir, el camino sería infinitamente largo.

 

En un proceso como este debe existir una confianza política en ambos lados y estar convencido de que una nación no se está tratando de cambiar  el sistema establecido en la otra, sino que se acepta este como algo  cuyos parámetros y características  solamente le competen a los ciudadanos de la misma.

Si analizamos el tipo de gobierno y sistema establecido en los países con que Estados Unidos y Cuba tienen relaciones diplomáticas podremos ver un ejemplo práctico de lo que estamos  planteando.  Las relaciones se mantienen con países capitalistas, reinados, paises socialista, repúblicas con varios tipos de gobierno, comunidades de estados e independientemente de que en un momento determinado pudieran existir diferencias de criterios sobre alguna situación, por medio de la diplomacia y la buena voluntad se trata siempre de solucionar el asunto.

.

Anuncios